consume cannabis

El capitalismo nos está matando

Publicado: 2021-01-26

Ha sido un esfuerzo sacar la vacuna en tan poco tiempo. En realidad no era para menos. Y ya se había visto que es posible cuando durante la 2ª Guerra se inventó la penicilina ¿Cuántas enfermedades dejarían de existir si los laboratorios invirtieran en investigación? Pero a ellos no les interesa que no haya enfermedades. Viven de ellas. Saludamos el esfuerzo y nos la pondremos apenas podamos. Pero tenemos una mala noticia: no servirá en la próxima pandemia. Y entonces tenemos dos vías: o nos pasamos la vida inventando vacunas o paramos las pandemias. 

Y es que tenemos que entender que, como dice el Programa de Naciones Unidas para el Ambiente (PNUMA), la salud del planeta, los animales y la humana es una sola. Hasta hace poco las enfermedades de origen animal eran aproximadamente la mitad de todas (tuberculosis, rabia, paludismo). La aparición de las enfermedades llamadas “emergentes” ha cambiado la situación: el ébola, el VIH, las gripes aviar y porcina, el SRAS o el zika son producto de una mala relación con los animales. Lo que dice el PNUMA es cierto:

• La tendencia al alza en las enfermedades zoonóticas está impulsada por la degradación del medio ambiente natural a causa la explotación de los suelos y la vida silvestre, la extracción de recursos, el cambio climático y otros factores.

La directora ejecutiva del PNUMA, Inger Andersen también dijo lo suyo:

Con respecto al COVID-19 en sí, parte del desafío que tenemos por delante es comprender el origen de este tipo de enfermedades, porque la salud de nuestro planeta juega un papel importante en la propagación de enfermedades zoonóticas, es decir, aquellas que se originan a partir de patógenos transmitidos de animales a humanos. A medida que invadimos los frágiles ecosistemas del planeta, los seres humanos entran en mayor contacto con la vida silvestre. Además, el comercio ilegal de vida silvestre y los mercados húmedos ilegales son causas frecuentes de tales enfermedades.

En el Perú debemos considerar la Amazonia como parte de esos frágiles ecosistemas. La explotación petrolera y la deforestación deben parar YA. Sabemos que es difícil. Los TLC no nos permiten sacar a las petroleras. Hemos vendido nuestra soberanía en el peor momento. Pues hay que renunciar a ellos. En cuanto a la deforestación lo primero que debemos parar es la tala ilegal. Y para eso contamos con la propia fuerza del pueblo. Se trata de titularlos a los que no lo están y acelerar los trámites de ampliación a los que tienen. Y, como también dice Inger Andersen, “urge abordar el tráfico ilegal de vida silvestre, el cuarto delito más cometido en todo el mundo”, lo silvestre debe seguir siendo silvestre


Artículos relacionados: La era de las pandemias y como salir de ella


Escrito por

Anticapitalistas

Espacio de lucha y reflexión


Publicado en