VacúnateYa!

¿Y los impuestos a los grandes? ¿Para cuando?

Publicado: 2021-11-23

Se habló, se propuso, se amenazó. Y luego paso el tiempo y no se hizo nada. Según el informe internacional "El Estado de la Justicia Fiscal" el Perú tiene una perdida de $1´205,921.239 anuales por impuestos no pagados en diversas modalidades. Una de las más altas del mundo. Es un atentado contra la democracia, la salud y la economía populares. Pero no es sólo eso. 

Impuestos y democracia: Paraísos fiscales 

Mario Vargas Llosa, Shakira, Ángel Di María, Ringo Starr, están todos relacionados con los Pandora Papers. Una gran investigación que  ha expuesto cómo funciona el sistema de paraísos fiscales y cuentas de activos extraterritoriales (offshore) para delincuentes, empresas multinacionales, presidentes y expresidentes, altos funcionarios, y demás ricos y poderosos.  

Durante las últimas décadas los sistemas fiscales de todo el mundo han sido dictadas por las grandes corporaciones. La lista de empresas exoneradas de impuestos en el Perú no es corta. Desde productos agrarios hasta empresas que otorgan servicios de crédito. Mientras tanto el grueso de la población se ha quedado al margen del proceso de toma de decisiones.

Y, sin embargo, hay quienes quieren más. Quienes, sencillamente, no quieren someterse a las leyes que rigen para todos los ciudadanos del mundo. Para eso sirven los paraísos fiscales. Herramientas para ocultar el dinero mal habido (Pinochet en su momento, Fujimori después, el narcotráfico siempre) o sencillamente para que empresas y grandes fortunas extraigan dinero de todo el mundo y lo oculten para no pagar impuestos. Hugo Alconada, miembro del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, ha dicho como afecta esto a la democracia: "los paraísos fiscales permiten a una élite elegir las leyes que deseen. Y si unos pocos pueden escoger qué leyes les aplican, vivimos en dos mundos: uno para privilegiados y otro más estricto para el resto".

Mario Vargas Llosa figuró como titular último de Melek Investments, una sociedad offshore registrada en 2015 en las Islas Vírgenes Británicas, un paraíso fiscal. La compañía fue utilizada, de acuerdo a la documentación, para gestionar el dinero proveniente de los derechos de autor de sus obras y la venta de varios inmuebles en Madrid y Londres. Por este y por otros casos parecidos de nuestros "demócratas" el Perú pierde varios millones de dolares al año. 

Impuestos en tiempos de COVID

La pandemia ha dejado claro el papel fundamental de los Estados, más que el de los mercados, en la protección de la vida.  Ahora, un mayor número de personas pretenden y exigen a sus gobiernos que tomen decisiones sensatas y fundamentadas sobre la mejor forma de reunir, distribuir e invertir los recursos públicos para protegerlos del virus y de sus consecuencias sociales y económicas. 

Y la protección de la salud no puede limitarse a los momentos de crisis sanitaria. Los principales determinantes de la salud comprenden el acceso universal a los servicios sanitarios esenciales y al agua potable, al saneamiento y a la vacunación. Estos también constituyen derechos humanos mínimos. Eso supone una inversión que depende en gran medida de los impuestos que se cobran. La evasión fiscal resulta así convirtiéndose en un factor de muerte. 

Empresas deudoras 

La SUNAT tiene una gran eficacia para cerrar un pequeño negocio deudor. No pasa lo mismo cuando son las grandes empresas las que deben. En el 2017, Telefónica del Perú interpuso un recurso de amparo ante el TC para que se deje sin efecto el cobro de una deuda por 729 millones de soles, por concepto de intereses moratorios aplicados a impuestos no pagados entre el 2000 y el 2001. En febrero de este año el Tribunal Constitucional le dio la razón.

Otra empresa que llevó su deuda al Tribunal Constitucional es Scotiabank. Se trata de 482 millones de soles de interés moratorio generado por la demora en el pago de impuestos generados por la compra del banco Wiese Sudameris. En este caso, felizmente, la empresa no se salió con la suya.

Pero, así como hay cobros demorados por el Tribunal Constitucional también los hay que se estancan en el Poder Judicial, en el Tribunal Fiscal o en procesos administrativos. Las cifras alcanzan millones. Fijemonos en las minas, tan protegidas por la derecha últimamente.  La Minera Las Bambas debe 2094 millones; Antapaccay 1383 millones; Minerales del Sur 440 millones; Cajamarquilla 362 millones. 

Según informe de Wayka, cada año el sector privado evade cerca del 50% del pago de impuesto a la renta. Esto genera que el Estado deje de percibir anualmente S/60 mil millones o cinco veces todo el presupuesto para el sector salud

Un nuevo impuesto para el 0.5% de peruanos 

Se ha hecho mucha bulla por una propuesta de impuesto a los que ganan más de S/300,000 al año o S/25,000 mensuales. Solo con esa medida habría un ingreso mayor de 12 mil millones de soles. Como dijo el Ministro de Economía "Un trabajador paga tasas de Impuesto a la Renta que van entre 8% y 30%, pero una persona que ha hecho un montón de dinero en la Bolsa de Valores vendiendo y comprando acciones paga 5%. No nos parece justo”, dijo el ministro, mencionando que diversos países ya tienen tasas a las ganancias de capital más elevadas “tratando de ganar un poquito más de justicia”.  

Es una medida que pondría una pequeña parte del capital del 0.5% de los peruanos al servicio de la salud, la educación, la vida del 99.5%. Pero el Congreso hasta ahora no le da luz verde. Tenemos muchas razones para exigirle al Congreso que actúe o se vaya


Escrito por

Anticapitalistas

Espacio de lucha y reflexión


Publicado en