orgullosa por siempre

DESASTRE AMBIENTAL EN EL VALLE DE SANTA EULALIA

Escribe: Viernes por el Futuro

Publicado: 2022-04-18

El 30 de marzo del 2022, la Mancomunidad Municipal del Valle de Santa Eulalia informó la grave emergencia sanitaria ocasionada por bloques y desprendimientos de relave minero de la Mina Huampar ubicado en la Zona de Cunay, parte alta del distrito de Huanza en la Zona Norte de la Cuenca del Valle de Santa Eulalia, ubicado en la provincia de Huarochirí, Región Lima.      

CAUSAS

“Recién cuando han abierto los caños de sus domicilios en la comunidad campesina de Huanza se han percatado que el agua era de coloración grisácea y contenía relave minero”, indicó Gabriela Flores, integrante del Departamento de Dignidad Humana de la Pastoral Social de la Diócesis de Chosica, una de las organizaciones que ha contemplado este desastre ambiental.

Inicialmente se consideraba que las causas de este derrame habrían sido ocasionadas por las intensas lluvias o por operaciones de mineros informales en la mina. No obstante, bajo un diagnóstico visual a campo realizado el 5 de abril por parte de organizaciones locales, no se identificó ningún tipo de protección del relave minero: “Está totalmente expuesto, no hay ni siquiera una protección, una cubierta de geomembrana o un muro de contención que separe al río del relave minero (...) este es el agua de la cual han estado alimentándose” (Gabriela Flores). 

AFECTACIONES

19 comunidades campesinas están expuestas a la contaminación, así como 9 distritos (distrito de Huanza, Carampoma, San Juan de Iris, Huachupampa, San Pedro de Laraos, San Pedro de Casta, San Antonio de Chaclla, Callahuanca, Santa Eulalia, así como en la parte baja, como Ricardo Palma, Lurigancho-Chosica).

“Muchas personas mayores de 50 años cuentan con enfermedades degenerativas (...) ahora se dan cuenta por qué sus papás, sus abuelos, tienen este tipo de enfermedades” (Gabriela Flores).

La concentración de elementos tóxicos en sedimentos representa un riesgo cancerígeno e intoxicación para la población, así como para la flora y fauna de los ríos Santa Eulalia y el Rímac. El agua contaminada también ha llegado a sus campos de cultivo y, con la evaporación del agua, estos sedimentos se van a esparcir por el aire y continuarán contaminando más unidades productivas.

ACCIONES TOMADAS POR EL ESTADO

El 1 de abril, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) inició la verificación de los hechos. A la vez, Sedapal realizó un monitoreo en el río Rímac para determinar la probable afectación luego de 33 horas del incidente. Si bien Sedapal indicó que las características fisicoquímicas del río Rímac se encuentran con indicadores dentro de los estándares de calidad ambiental, aún no se han comunicado los resultados brindados por la OEFA a los distritos y comunidades campesinas afectadas.

ACCIONES TOMADAS POR LA COMUNIDAD

Frente a la ausencia de acciones inmediatas por parte de las empresas responsables y el Estado que no fiscalizó el apropiado cierre de la minera Huampar, alrededor de 100 comuneros han realizado, mediante un trabajo comunal de 02 días, el drenaje del agua empozada encima del relave minero a través de tuberías para evitar que el relave minero siga deslizándose y contaminando el río Conay. Adicionalmente, los alcaldes de los distritos afectados y el grupo impulsor multisectorial SERILU, ha agendado una reunión para el día jueves 21 de abril para tomar acuerdos en torno a la contaminación minera del río Santa Eulalia y Rímac. 

EXIGENCIAS

Se ha hecho las siguientes exigencias:

- Que se declare en emergencia, que se activen los mecanismos de presupuesto y se efectúe el cierre definitivo de la mina, incluidos los pozos, campamentos y relaves, haciendo un monitoreo anual.

- Que se efectúen acciones a corto y mediano plazo para controlar y contrarrestar el daño a los ecosistemas producidos por el derrame del relave minero.

- Que se monitoree la salud de las personas que viven en los distritos afectados, puesto que muchos de ellos que tienen más de 50 años cuentan con enfermedades degenerativas, como cáncer.

- Que se hagan responsables de la muerte de sus animales y daño en sus unidades productivas, ya que la mayoría de los comuneros forman parte de la agricultura familiar de subsistencia.


Escrito por

Anticapitalistas

Espacio de lucha y reflexión


Publicado en