#CómoSalimosDeEsta

Fujimori y España: historias corruptas

Publicado: 2022-02-25

Durante el gobierno de Fujimori llegaron más de 400 empresas españolas: Telefónica, Red Eléctrica Española o Enagás fueron algunas de las beneficiadas. En verdad Telefónica llega en el momento en que se la necesitaba. En 1994 nadie quería invertir por un rechazo a la dictadura. A cambio de ese desbloqueo se le da “condiciones para evitar la libre competencia” y asegurar así sus beneficios en el país con los precios más altos de la región. 

Actualmente, las grandes multinacionales españolas dominan amplios sectores que fueron privatizados durante la gestión de Alberto Fujimori. Una vez acallada la oposición parlamentaria, judicial y mediática con el autogolpe de 1992, Alberto Fujimori se lanzó a privatizar las principales empresas públicas del país. La corrupción y las irregularidades que rodearon esas operaciones, de las que se beneficiaron sobre todo las transnacionales españolas, aún resuenan.

En el caso de Telefónica, como denunció en su momento el congresista Yonhy Lescano, las concesiones de operación le fueron regaladas, lo que continuó incluso hasta el 2007 por lo menos, ya bajo la batuta de Alan García. En efecto, mediante la Resolución Suprema 006-2007-EF Proinversión determinó que la concesión en mención debía ser en forma onerosa, es decir pagando una cantidad de dinero al Estado; pero en forma irregular mediante la Resolución Suprema 063-2007-EF convierte la concesión de onerosa a gratuita pese a que Telefónica Móviles es una empresa multimillonaria con altísimas ganancias y con tarifas altas en el Perú.

La privatización de la telefonía significó un despido masivo de los trabajadores de Entel Perú y la Compañía Peruana de Teléfonos. De esta manera, la masa laboral se redujo considerablemente. En contraposición a estas consecuencias negativas para los trabajadores, la empresa Telefónica disparó sus ganancias, debido a que la compra del servicio significó para ellos un costo de inversión menor en consideración a las ganancias que empezó a generar. 

Desde ese momento la relación entre Telefónica y el fujimorismo ha sido una constante. El 2004  Yonhy Lescano, denunció que Santiago Fujimori, hermano del exdictador y tío de Keiko Fujimori había sido contratado por la empresa como asesor de imagen, lo que, según dijo, constituye un ejemplo de los múltiples hechos que descalifican éticamente a esta compañía para seguir operando en el país. En 2019, Silvana Castagnola, analista de Telefónica en el área de respuestas gubernamentales, denunció que la empresa negó información sobre Keiko Fujimori al fiscal José Domingo Pérez, argumentando que no guardaba datos que superaran los tres años de antigüedad, pero sin haber realizado la búsqueda. En el 2021 fue de las empresas contribuyentes a la candidatura de Keiko Fujimori.

EXTRACTIVISMO

Pero si el proyecto político del fujimorismo era dictatorial, en la economía resultaba ser una combinación entre corrupción y extractivismo. En la Constitución de 1993, diseñada por Fujimori, se sentaron las bases para garantizar por ley los negocios de las multinacionales y la creación de una nueva élite empresarial construida en torno al negocio extractivo. 

Aunque los gobiernos que siguieron a Fujimori se pronunciaron contra el estilo autoritario en el tema económico no cambiaron demasiado. Es casí un concenso en la clase política que el capítulo económico de la Constitución de 1993 es intocable. Por otra parte,no olvidemos que desde Toledo en adelante tenemos algunos nombres que se repiten en sucesivos gobiernos. Pedro Francke, por ejemplo, trabajó para Toledo, Ollanta y Castillo. En el interín Repsol ha ido consolidando su influencia en la clase política en general. 

No es extraño, entonces, que Repsol esté interesada en ser parte de los que deciden quien va a gobernar el país. Como hemos informado, el pasado 3 de febrero, las diputadas de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el Congreso español, María Dantas y Marta Rosique, registraron varias preguntas dirigidas al Gobierno. Una de ellas dice: “¿El Gobierno tiene conocimiento de que, según Jorge Barata (ex representante de Odebrecht en Perú), Repsol participó en una reunión organizada por directivos de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP), en la cual se acordó entregar en secreto dos millones de dólares para la candidatura de Keiko Fujimori?”

Otra de las preguntas que espera respuesta por parte del Gobierno de Pedro Sánchez dice: “¿El Gobierno tiene conocimiento de la declaración hecha ante la fiscalía anticorrupción del que fue representante de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, que ha denunciado la participación e injerencia de Repsol en las elecciones presidenciales de 2011 en ese país?”

A estas alturas, está bastante claro que Repsol no sólo mata sino que contamina. Sólo que ahora las armas del nuevo saqueo no son la espada y la cruz, sino la corrupción, el soborno, el tráfico de influencias, el abuso de poder.

BANCOS DELINCUENTES

El BBVA, fue otro de los grandes beneficiados de la red de corrupción del régimen fujimorista: el banco fue acusado e investigado por el juez Baltasar Garzón de sobornar al presidente Fujimori y a su asesor de Inteligencia, Vladimiro Montesinos, para la compra del Banco Continental en 1995. El año 2002 La República informaba:

En abril pasado el juez de la Audiencia Nacional de España demandó asumir personalmente la investigación sobre las cuentas secretas del Banco Bilbao Viscaya (BBV) -desde el 2000 Banco Bilbao Viscaya Argentaria- para sumarla a la que ya se encontraba realizando sobre presuntas defraudaciones del entonces BBV Privanza en el paraíso fiscal de Jersey sobre el traspaso irregular de US$ 20 millones destinados a indemnizar a los consejeros del BBV y de Argentaria que habían autorizado la fusión de estos dos gigantes financieros


Pero, tratandose de corrupción bancaria, no es raro que haya salpicado a la política peruana y sobre todo a Fujimori y su carnal Montesinos a los que se sospecha de haberse beneficiado debido a la compra que en 1995 hizo el BBV del 60% de las acciones del Banco Continental, a las que sumó luego un 8.7% que había sido destinado a los trabajadores.

El 2008, la Policía y el Ministerio Público establecieron que las casas de cambio de la familia Velit lavaban dinero de organizaciones criminales colombianas. Pese a ello, el BBVA no cerró las cuentas de Velit Núñez aun cuando su propia unidad encargada de prevenir el blanqueo de capitales emitió una primera alerta a la UIF, en octubre del 2006, a raíz de las frecuentes transferencias nacionales e internacionales que este realizaba sin sustento.

En 2018, el portal OjoPúblico tuvo acceso a documentos de inteligencia financiera que muestran que el Banco de Crédito, el BBVA Continental, y otras entidades del sistema bancario, recibieron más de US$2.200 millones de clientes sospechosos por sus nexos con el crimen organizado y la evasión fiscal. En la lista de clientes bancarios registrados por operaciones inusuales dentro del BCP y del BBVA figuran personajes prominentes del narcotráfico local e internacional en Latinoamérica.

Fernando Zevallos "Lunarejo", el narcotraficante más poderoso del Perú, accionista principal a la fenecida aerolínea Aerocontinente, involucrado en el crimen de Todd Carper Smith, usó la fachada de la empresa fantasma "Sistema de Distribución Mundial" para mover US$20.3 millones a través del BBVA y montos menores en otros bancos. Algo parecido ocurrió con Pedro Pérez Miranda, "Peter Ferrari".

El BBVA también participa de la minería ilegal. En la nómina de clientes bancarios también aparece la exportadora de oro AS Perú del cusqueño Anibal Sucari Sucari, quien ha registrado operaciones de compra de mineral en Madre de Dios. AS Perú además utilizó el BBVA y otros bancos para transferencias con sus principales proveedores de mineral en zonas vinculadas a la minería ilegal.

También figura como cliente del BBVA, una empresa de transporte aéreo ubicada en la frontera con Colombia, zona dominada por el tráfico de drogas y el contrabando de armas. Transzel Continental fue incluida en un informe del Ejército y de la Policía Antiterrorista en el que identificaban a presuntos colaboradores de las FARC en Perú




Escrito por

Anticapitalistas

Espacio de lucha y reflexión


Publicado en